Printertape Ibérica genera un gran interés entre los emprendedores portugueses

La franquicia de reciclaje de consumibles informáticos recibió numerosas peticiones de información en el Franchise Show de Oporto

Fecha: 22/11/2005

Printertape Ibérica genera un gran interés entre los emprendedores portugueses Printertape Ibérica, franquicia especializada en el reciclado de cartuchos de impresora, tóneres y cintas matriciales, es una empresa que genera un gran interés entre los emprendedores que están pensando en abrir una franquicia, si se tienen en cuenta las numerosas peticiones de información que recibió la firma en la Franchise Show de Oporto. La octava edición de la Feria de la Franquicia que se celebra en la ciudad portuguesa tuvo lugar este año entre los días 4 y 6 del presente mes.

La mayoría de estos contactos fueron de personas portuguesas, lo que no es de extrañar debido a la ubicación de la Feria y el origen de la franquicia. En el año 2000 nace Inforsoeima Reciclagem e Informatica, Lda., en Ermesinde, cerca de Oporto, como empresa especialista en el reciclado de consumibles informáticos. En 2002 ésta decide constituirse en franquicia para extender su actividad por Portugal y España. Negocia con la empresa italiana Printertape para que le proporcione las máquinas que utilizarán los franquiciados, de ahí el nombre que adquirió la empresa, Printertape Ibérica.

Desde ese año 2002, ya se han abierto nueve locales franquiciados en Portugal, que se suman al propio que gestiona la central. En España la empresa ha abierto su primer local franquiciado a mediados de este mes, en La Coruña. “Printertape Ibérica es una franquicia muy interesante en la que invertir. El mercado del reciclaje en España todavía no está muy desarrollado, por lo que la competencia de otras empresas es baja y el potencial de demanda muy elevado”, explica Paulo Leite, director general de la enseña.

Printertape Ibérica procede a la regeneración de todas las marcas existentes en el mercado, abaratando su compra en cerca de un 50% del coste original y con la misma duración.

La inversión para poner en marcha un centro de reciclaje de cartuchos Printertape Ibérica es de un mínimo de 56.630 euros, dependiendo del tipo de maquinaria escogida por el franquiciado. No existe canon de entrada ni royalties. El local debe contar con una superficie de al menos 60 m² y encontrarse en poblaciones de 20.000 habitantes como mínimo. No es necesario que el negocio esté ubicado en primeras líneas comerciales.

Contacte con FILL-UP IBÉRICA

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.