Taberna Bocatín incrementa su presencia en Madrid, abriendo un nuevo local en Alcorcón

La enseña ya posee 10 establecimientos en la Comunidad de Madrid

Fecha: 21/11/2005

Taberna Bocatín incrementa su presencia en Madrid, abriendo un nuevo local en Alcorcón La enseña de restauración moderna Taberna Bocatín ha inaugurado un nuevo establecimiento en Madrid, concretamente en la población madrileña de Alcorcón. El local, que está situado en el Centro Comercial Alcor Plaza en la Avda. de Europa nº2, tiene una superficie de 160 m2 más 72 de terraza, con una inversión superior a los 180.000 euros.

El franquiciado, Álvaro Martínez, barajó varias posibilidades en el mundo de la restauración en franquicia y al final se decidió por Bocatín: “Quería llevar a cabo algún proyecto dentro de restauración, sencillo de manejar y que no se necesitara una especial cualificación y tras manejar varias opciones aposté por este concepto de comida rápida española”, comenta el franquiciado de Alcorcón.

La Comunidad de Madrid es junto con Levante una de las zonas de mayor aceptación de este concepto contando ya con 10 establecimientos repartidos por diferentes zonas de la comunidad.

El plan de expansión a nivel nacional de sus responsables contempla la apertura de al menos otros 5 establecimientos más antes de concluir el presente ejercicio en Málaga, Alicante, Albacete (2) y Tres Cantos en Madrid para acabar rozando los 30 establecimientos operativos. Ya en una segunda fase y en el momento en que la empresa cuente con una masa crítica en España, se plantearán una salida al extranjero, comenzando por el mercado luso.

Taberna Bocatín, que ya cuenta con 23 establecimientos, es un nuevo concepto de restauración enraizado en la España de los años 70-80. Imágenes de entonces en blanco y negro contrastan con un ambiente moderno e informal y una cuidada selección de música española de la época. Su oferta gastronómica está compuesta por 101 platos, entre bocatines y cazuelitas.

La inversión media para la apertura de una Taberna Bocatín, incluyendo el canon de entrada, es de 185.000 €; si bien, gracias a las aportaciones económicas que algunos proveedores estratégicos ponen a disposición de sus franquiciados –quienes además no necesitan experiencia en la gestión de establecimientos hosteleros–, y a las condiciones de financiación pactadas con la entidad bancaria con la que esta enseña trabaja, se puede hacer frente a la inversión con un máximo de 66.000 € de recursos propios. Esta enseña madrileña implanta sus unidades en locales de entre 100 y 200 m2 (sin salida de humos) en zonas de alto paso peatonal y en centros comerciales.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.