ab Club del Viaje consolida su presencia en Madrid con sus 36ª y 37ª aperturas

En Fuenlabrada esta semana y en Torrejón de Velasco la que viene

Fecha: 18/11/2005

ab Club del Viaje consolida su presencia en Madrid con sus 36ª y 37ª aperturas La enseña madrileña de intermediación turística acaba de inaugurar una nueva agencia, de nombre Viajes Vidatour, en la localidad madrileña de Fuenlabrada. Al frente de la misma, y tras pasar todo el verano formándose en la central, está María Soledad Pérez Alonso.

Con ésta son ya 36 las unidades operativas que esta enseña tiene en marcha en toda España. Y creciendo: a la siguiente apertura, en Torrejón de Velasco, prevista para la semana entrante, sucederán las de Ciudad Real y Móstoles. El objetivo es concluir este ejercicio con 40 agencias abiertas al público.

Fuenlabrada cuenta ya con su agencia de viajes bajo el rótulo ab Club del Viaje. La nueva unidad operativa de esta franquicia madrileña, de nombre Viajes Vidatour, está dirigida por María Soledad Pérez, quien asegura haber echado mano de la franquicia “porque, sin dejar de ser mi primer negocio por cuenta propia, sí que es cierto que lo desconocía casi todo sobre este sector, y en eso la franquicia es verdaderamente útil: te proporciona las herramientas para introducirte en una actividad de la mano de una marca conocida que la conoce bien, y que tiene estandarizado ese saber hacer en unos manuales para transmitírselos al franquiciado a través de la formación”.

María Soledad ha pasado todo el verano formándose en la central. “Desde el principio me llamó la atención la calidad humana de esta central. He consultado con otras enseñas de agencias de viajes pero he acabado decidiéndome por ab Club porque todos los franquiciados somos realmente independientes: en un momento dado podríamos continuar con la actividad si sucediese cualquier cosa; algo de lo que no pueden presumir en otras cadenas, donde existe una gran supeditación a la central”.

La situación física de esta agencia de viajes (que cuenta con 45 m2 al público) es privilegiada, pues se encuentra muy próxima al nuevo Ayuntamiento y a la estación de Renfa, en la plaza de Miraflor, 1, una zona muy interesante para su actividad. Y entre los servicios que Viajes Vidatour presta en Fuenlabrada, al igual que el resto de agencias de ab Club del Viaje, destacan:

· Servicio a empresas, comercios y particulares en viajes de trabajo y/o placer.
· Venta de estancias en: hoteles, casas rurales, paradores, apartamentos, etcétera.
· Paquetes turísticos nacionales e internacionales: vacaciones a medida (viajes+ estancias +extras).
· Transporte en: avión, tren, barco, alquiler de coches, autobuses, entre otros.
· Contratación de seguros de viajes y demás soportes para conseguir más calidad en los viajes.
· Financiación con y sin intereses.
· Pago con las más importantes tarjetas de crédito y débito.

El objetivo de esta empresa para finalizar 2005 es alcanzar las 40 agencias. “Ya a medio plazo, queremos abrir entre 25 y 30 nuevos locales para acabar el año 2006 con 70 agencias operativa y llegar tener presencia en las 17 comunidades autónomas. El funcionamiento independiente de cada una de las unidades de esta cadena de franquicias hace que la gestión del grupo sea ágil y competitiva, diferenciándose además de otras marcas que no fomentan, sino, el sucursalismo encubierto”, explica Miguel Notario, gerente de la enseña.

ab club del viaje surgió en 1997 tras la unión de 14 agencias que provenían de la extinta Alpinatour. El objetivo de crear esta enseña provino de la necesidad de obtener un alto volumen de negocio, para optar así a mejores acuerdos en las negociaciones con mayoristas y proveedores. Pero ya desde el principio quedó claro que era una franquicia creada por y para franquiciados, lo cual la diferencia enormemente de sus competidores, al no existir un franquiciador ávido por captar derechos de entrada y ‘royalties’ mensuales. No fue hasta pasados más de tres años cuando, una vez demostradas las bondades del concepto de negocio y su rentabilidad, comenzó a conceder licencias para trabajar bajo su nombre y su saber hacer.

Los requisitos para establecerse como franquiciado pasan por disponer de un local de entre 40 y 50 metros cuadrados, en una población con al menos 5.000 habitantes, con un buen escaparate, pero sin que tenga que estar situado en primerísima línea comercial, y contar con algo menos de 18.000 euros, que incluyen el canon de entrada y el colchón financiero para iniciar la actividad. Otra cosa son las obras de remodelación del local, que dependen del estado de éste.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.