La inmobiliaria asturiana FactorHouse abre nuevos mercados en su expansión

Santiago de Compostela acoge la primera franquicia FactorHouse en Galicia

Fecha: 26/10/2005

La inmobiliaria asturiana FactorHouse abre nuevos mercados en su expansión FactorHouse, empresa asturiana especializada en servicios inmobiliarios, acaba de inaugurar su primera franquicia en pleno centro de Santiago de Compostela, en la calle Nova de Abaixo 24.

Al frente de esta primera franquicia, que abre la expansión de FactorHouse en el mercado gallego, está Miguel García Fernández. Al acto de inauguración, celebrado el pasado jueves 20 de octubre, asistieron el director general de FactorHouse, Bernardo San Miguel, el controller de franquicias, Alejandro Fernández, y un número importante de representantes de los sectores inmobiliario y financiero de la capital de Galicia.

Esta primera agencia en Compostela significa para FactorHouse un paso adelante en su estrategia de expansión por Galicia. La empresa, con sede en Gijón, cuenta con 18 franquicias. La mayor parte de ellas (15) se sitúan en Asturias, en localidades como Oviedo, Gijón, Villaviciosa o Pola de Siero. FactorHouse cuenta con otra agencia en la localidad andaluza de Almería y en Galicia ha firmado sus dos primeras agencias inmobiliarias. La de Compostela ya está en marcha y se prepara la apertura de una nueva agencia, situada esta vez en A Coruña.

A pesar de que la inauguración oficial de esta franquicia se acaba de celebrar, Miguel García y su equipo de llevan desde el pasado mes de agosto al frente de la primera agencia FactorHouse gallega. “Lo más positivo de estos dos primeros meses de actividad es comprobar que los clientes se sorprenden gratamente con el trato que les da FactorHouse. Algunos incluso nos aseguran que no han encontrado otra agencia que les ofrezca el trato directo y la oferta de servicios que les damos nosotros”, apunta Miguel García que, por otra parte, realiza un análisis optimista de las oportunidades que ofrece el mercado inmobiliario compostelano para una franquicia como ésta.

Galicia, y en concreto la ciudad de Santiago de Compostela, es ahora mismo el mercado más interesante para esta franquicia de servicios inmobiliarios. El director general de FactorHouse, Bernardo San Miguel, apunta su objetivo: “en un plazo breve de tiempo, queremos contar con una red de seis agencias inmobiliarias en las cuatro provincias gallegas. Vamos a invertir más de 300.000 euros para potenciar el ritmo de aperturas en lo que queda de año y durante los primeros meses de 2006”.

FactorHouse cuenta con once años de experiencia en el sector inmobiliario y ostenta el galardón de ser la franquicia asturiana que más ha crecido en los dos últimos años. Desde que empezó a franquiciar, en agosto de 2003, FactorHouse ha conseguido reunir un total de 18 agencias. Además, este año se puede duplicar la red de franquicias, ya que la empresa empezó el año con diez centros y en breve puede llegar a las veinte agencias inmobiliarias. De hecho, San Miguel mantiene contactos con emprendedores gallegos y asturianos interesados en abrir una agencia FactorHouse antes de que finalice 2005.

El perfil de un franquiciado FactorHouse es amplio, ya que incluye a personas de 30 a 60 años que posean habilidades comerciales, espíritu empresarial y capacidad para motivar a su plantilla. No se necesita experiencia previa ni en el sector inmobiliario ni al frente de cualquier otro tipo de negocio, ya que la formación inicial y continua que imparte la central y el programa informático exclusivo de FactorHouse facilitan la gestión de la franquicia y permiten la incorporación de todo tipo de emprendedores.

Por otra parte, la inversión es muy reducida, en comparación con otros sectores en franquicia. Una agencia FactorHouse requiere un capital inicial que oscila entre los 36.000 y los 48.000 euros, cantidades en las que se incluye un canon de entrada mínimo de 18.000 euros.

El franquiciado sólo abona un royalty fijo de 600 euros durante el primer año, y de 900 euros en las temporadas siguientes. Es deseable que el local mida, al menos, 70 metros cuadrados (aunque la dimensión final dependerá de la zona), y se debe situar en una población mínima de 10.000 habitantes.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.