Taberna Bocatín sigue incrementando su presencia en Andalucía abriendo un nuevo local en Sevilla

La compañía ya tiene locales en las ciudades de Granada, Málaga y Cádiz

Fecha: 17/10/2005

Taberna Bocatín sigue incrementando su presencia en Andalucía abriendo un nuevo local en Sevilla La enseña de restauración moderna Taberna Bocatín ha inaugurado un nuevo establecimiento en Andalucía, concretamente en la capital hispalense. El local, que está situado en una zona céntrica de Sevilla, en la calle San Pablo 41, tiene una superficie superior a los 100 metros cuadrados, incluyendo una terraza de estilo andaluz de más de 40 metros.

La propietaria del local, María del Valle Muñoz, conoció la marca en una feria de franquicias, lo comparó con otros negocios de restauración y le pareció la mejor opción para establecerse como franquiciada. “Me pareció que era una de las más rentables y me gustó mucho la organización, la sencillez a la hora de gestionarla y cómo funcionan tan bien internamente”, comenta la franquiciada de Sevilla.

Casi todos los franquiciados de esta red de hostelería están de acuerdo en que los que más les atrajo del concepto es la sencillez del su manejo. Cada local utiliza sólo “cocinas de montaje”, donde el personal se limita a “ensamblar” los productos que ya llegan preparados al establecimiento. Un sistema que Taberna Bocatín ha estandarizado, merced a una serie de acuerdos estratégicos establecidos con cocinas centralizadas, que elaboran los productos especialmente para la marca, atendiendo a unos criterios de calidad muy estrictos en lo que al empleo de materias primas se refiere. De este modo, su oferta gastronómica es muy variada y amplia, disponiendo de algo más de un centenar de artículos entre fríos, calientes y dulces, además de la conocida cerveza San Miguel y de una amplia gama de vinos de alta calidad.

No es el primer establecimiento que Taberna Bocatín inaugura en Andalucía, ya que cuenta con locales en Granada, Málaga y Cádiz. Los planes de expansión de esta enseña pasan por cerrar este año con 30 establecimientos abiertos, y a partir de ese punto mantener un crecimiento continuado de unos 20 locales anuales, “franquiciados en su mayor parte, pero también con alguna apertura propia donde aparezca una buena oportunidad de negocio y no demos con el franquiciado adecuado”, concluye David Pulido, director de expansión de la compañía. Ya en una segunda fase y en el momento en que la empresa cuente con una masa crítica en España, se plantearán una salida al extranjero, comenzando por el mercado luso. “Pero no a través de una franquicia maestra, sino abriendo una filial que se ocupe del desarrollo en el país vecino”.

Taberna Bocatín es un nuevo concepto de restauración enraizado en la España de los años 70-80. Imágenes de entonces en blanco y negro contrastan con un ambiente moderno e informal y una cuidada selección de música española de la época. Su oferta gastronómica está compuesta por 101 platos, entre bocatines y cazuelitas.

La inversión media para la apertura de una Taberna Bocatín, incluyendo el canon de entrada, es de 185.000 €; si bien, gracias a las aportaciones económicas que algunos proveedores estratégicos ponen a disposición de sus franquiciados –quienes además no necesitan experiencia en la gestión de establecimientos hosteleros–, y a las condiciones de financiación pactadas con la entidad bancaria con la que esta enseña trabaja, se puede hacer frente a la inversión con un máximo de 66.000 € de recursos propios. Esta enseña madrileña implanta sus unidades en locales de entre 100 y 200 m2 (sin salida de humos) en zonas de alto paso peatonal y en centros comerciales.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.