Las escuelas Hamelin empiezan a franquiciar su concepto de negocio

Su innovadora fórmula educativa ha sido estudiada por algunas de las más importantes universidades a nivel internacional

Fecha: 02/09/2005

Las escuelas Hamelin empiezan a franquiciar su concepto de negocio Hamelin, Centros de Educación Infantil, colegio privado de origen catalán, ha decidido implantar su negocio por toda la geografía española, a través del sistema de franquicias.

Las principales capitales de provincia del país son las zonas elegidas por Hamelin, para establecer sus futuras franquicias. El grupo empresarial ofrece a sus franquiciados un continuo asesoramiento, permitiéndole lograr un crecimiento y rentabilidad similar al alcanzado por los dos centros propios de Barcelona.

En un principio, la escuela sólo va a franquiciar la franja de edad comprendida entre los 0 y los 3 años (primer ciclo de Educación Infantil), aunque después el franquiciado podrá ampliar el centro a Primaria, Secundaria e incluso a niveles superiores.

Las escuelas Hamelin, Centros de Educación Infantil, pertenecientes al grupo empresarial SAS, comienzan esta nueva andadura empresarial con unas previsiones bastante halagüeñas, dada la buena aceptación que durante más de 20 años han tenido sus centros de Barcelona (en los que cada año hay lista de espera para entrar).

Hamelin tiene desde sus comienzos, en el año 1.980, un claro concepto de negocio que consiste en ser la alternativa a los modelos de educación convencionales, proporcionando a sus alumnos una educación de máximo nivel.

Con este objetivo, la escuela ha desarrollado un método educativo al que ha denominado Play & Learn. Se trata de una fórmula de aprendizaje y estimulación que busca que los alumnos desarrollen al máximo todas sus facultades.

El método Play & Learn se apoya en tres pilares básicos; el juego como forma de aprendizaje, el desarrollo de la inteligencia emocional y el trilingüismo (castellano, catalán e inglés). Para desarrollar estas acciones, las escuelas Hamelin exigen el entorno más adecuado, que debe gozar de amplias y modernas instalaciones y gran luminosidad.

Los requisitos exigidos a los emprendedores que deseen abrir una franquicia de Hamelin son principalmente que gocen de sensibilidad educativa, ganas de entregarse al proyecto y sana ambición empresarial.

La inversión necesaria para instalar una franquicia de Hamelin es de 120.000 euros. Los centros deberán disponer de una superficie mínima de 200 m2 y no es necesario que estén situados en zonas céntricas.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.