Panaderías Calentito, una franquicia con el destino casi marcado

Alicante, sede de la enseña, es una de las provincias donde los sectores panadero y de la franquicia son más activos

Fecha: 12/08/2005

Panaderías Calentito, una franquicia con el destino casi marcado El nacimiento de Panaderías Calentito no ha sido casual. Casi estaba marcado, por la coincidencia en la empresa de una serie de circunstancias que la iban a llevar a tomar el camino de la franquicia.

La compañía matriz de Panaderías Calentito es Akra Frío, comercializadora de masas congeladas de la provincia de Alicante. El sector de masas congeladas ha crecido sin parar. Desde que en los años 80 iniciara su andadura en España, vendiendo 10.000 toneladas al año, en la actualidad produce 312.000 toneladas, que generan una riqueza de 485 millones de euros.

La Comunidad Valenciana es la que mayor tejido empresarial dedicado al mundo de la panadería posee. Representa un 18% del total, frente al 17,25% de Andalucía o el 14,97% de Cataluña, según datos de la patronal Ceopan.

Y por otro lado, Alicante es una de las comunidades donde el mercado de la franquicia es más dinámico. De las 963 enseñas que había en total en España en 2004, 52 pertenecían a Alicante, es decir, el 5,4%. Por otro lado, la Comunidad Valenciana acaparó el 21% de la aperturas de nuevos locales el año pasado, y muchas de ellas pertenecen a Alicante.

Todo este cúmulo de circunstancias se unió para que Akra Frío se decidiera a trabajar en el otro lado del negocio, en el de las panaderías de barrio que proporcionan el trato más cercano a sus clientes. Gracias a esta decisión los franquiciados de Panaderías Calentito pueden poner a disposición de los consumidores desde los panes más tradicionales hasta los más modernos (baguettes, chapattas, cereales o fibra) y esa bollería que ya no se ve en todas las panaderías (cochos, tartas, pastas caseras). El cliente podrá disfrutar de ellos también en la zona de degustación que incluyen sus locales.

Panaderías Calentito es una enseña alicantina creada en 2002 y propiedad de Akra Frío, con más de 10 años en el sector panadero. En la actualidad cuenta con siete establecimientos entre propios y franquiciados, todos ellos en la provincia de Alicante. La inversión media para la puesta en marcha de esta franquicia asciende a 84.400 euros para un local con una superficie de 80 m². Las tiendas deben ubicarse en zonas de tránsito peatonal, preferentemente de paso hacia colegios y grandes superficies.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.