El calzado Valleverde, del agrado de los podólogos españoles

La firma italiana ofrece zapatos anatómicamente correctos con un estilo actual y moderno en sus 2.000 centros de todo el mundo

Fecha: 16/06/2005

Los profesionales que más entienden sobre la salud del pie comienzan a mostrar su interés por los modelos más anatómicos de este líder mundial, que se venden ya en alguna clínica podológica. Y es que, desde sus orígenes, esta firma transalpina ha combinado un zapato anatómicamente correcto con un estilo actual y moderno, lo que le ha granjeado un indudable éxito en todo el mundo más de 2.000 centros en cerca de 40 países y unas ventas que superan los tres millones de pares anuales.

El hecho de que una clínica podológica viguesa, la del doctor Cándido Guillén, haya empezado a comercializar los modelos más anatómicos de la colección Valleverde constituye todo un hito, para no tratarse de una firma de calzado ortopédico. “¿Qué mejor prueba de que se trata de unos zapatos que contribuyen a la comodidad, al bienestar del pie, que el hecho de que sean los propios podólogos, los profesionales de la Medicina que más entienden sobre esta parte del cuerpo, los que los recomienden?”, argumenta Umberto Cammarata, máximo responsable de Valleverde para España.

Y es que esta empresa italiana produce zapatos de altísima calidad desde hace ya casi cuatro décadas. La filosofía de su fundador y actual presidente Armando Arcangeli se basa en la idea –nunca antes puesta en marcha– de que la utilización del calzado cómodo no sólo ayuda a andar correctamente, sino que también sirve para mejorar nuestra calidad de vida. “No en vano, el propio Arcangeli es diplomado en Podología por la Universidad de Barcelona, probablemente la más importante de Europa, y una de las mejores del mundo”, apunta Cammarata, quien, desde el desembarco de la firma italiana en España ha procurado siempre mantener un estrecho contacto con el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España. “Hay cerca de 3.000 profesionales de este campo que conocen nuestro calzado, saben de la preocupación de Valleverde por la salud de los pies de sus clientes y recomiendan nuestras tiendas. Ahora además, a la iniciativa del Doctor Guillén esperamos que se sumen en breve otros podólogos de toda la Península”.

Con la intención de proporcionar el mayor confort a sus clientes, todo el calzado de Valleverde se fabrica teniendo en cuenta tres claves: que la anchura sea la adecuada, para que se guarde una relación equilibrada entre el largo y la circunferencia del pie (dentro de cada modelo se pueden encontrar diferentes anchuras para un mismo número); que la horma respete la fisiología natural de cada persona; y que la utilización de zapatos con un tacón excesivamente alto puede perjudicar al cuerpo en general. “En este tipo de calzado el peso de la persona cae sobre la punta del pie, produciendo una presión que da lugar a que la columna vertebral también resulte dañada”, concluye Umberto Cammarata.

Además del estudio de las características singulares del pie, esta multinacional italiana tiene en cuenta que para sus clientes potenciales, el calzado es el complemento más singular y sofisticado de sus armarios. La oferta que presenta Valleverde se divide en tres líneas de producto: calzado para señora (para cada edad, ocasión y estilo de vida, satisfaciendo en todo momento las exigencias de la mujer moderna y ofreciendo zapatos cómodos, elegantes y de calidad); para caballero, pues lo que antes era una preocupación mayoritariamente femenina se ha convertido hoy en día en un punto de atención para el hombre; y calzado para niño, atendiendo a las necesidades de un pie que se está todavía desarrollando, con unos zapatos que lo protegen y lo ayudan a crecer de la mejor forma y sin restricciones.

Los orígenes de la marca italiana de calzado Valleverde se remontan a la situación del mercado transalpino en los 60 y 70. La moda y el diseño en el sector del calzado nunca se habían preocupado por adecuar la fabricación de este artículo a las características de una parte tan importante de nuestro cuerpo, y era habitual pensar en zapatos cómodos pero feos o bien de moda pero incómodos.

Valleverde cuenta con 12 establecimientos abiertos hasta la fecha en España, repartidos por Madrid, Palma de Mallorca, Pamplona, Zaragoza, Barcelona y Valladolid, entre otras ciudades. Poner en marcha una tienda Valleverde precisa una inversión de 70.000-80.000 euros, incluido un canon de entrada de 15.000 euros, para un local de entre 60 y 80 m2, si bien la superficie mínima puede ser de 45 m2. El área de exclusividad se establece en un perímetro de entre 30.000 a 40.000 habitantes.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.