Káhyra lanza una línea de gafas y relojes

La cadena jerezana está especializada en accesorios de moda para la mujer

Fecha: 14/06/2005

Gafas de sol y relojes de pulsera constituyen la nueva propuesta de la cadena de tiendas de complementos de moda femeninos Káhyra. La enseña jerezana acaba de hacerles un hueco a estos dos nuevos productos en las estanterías de las siete tiendas de su red, junto a los clásicos broches, fulares, pendientes, bolsos y accesorios para el cabello. “La idea es seguir diferenciándonos también, desmarcarnos de lo tradicional, a través de estos complementos”, asegura Rocío Narbona, fundadora y presidenta de la marca.

De hecho, la firma ha diseñado un expositor para dejar a la vista de la clienta buena parte de la colección de relojes (son casi medio centenar de modelos), caracterizados por su colorido espectacular, en lugar de los aburridos negro y marrón; sus esferas cuadradas y ovaladas, y no las redondas de toda la vida; sus correas serigrafiadas con flores y lunares… El precio de estos divertidos y originales –aunque elegantes– relojes varía entre los 12 y los 20 euros.

Algo similar sucede con las gafas de sol. “Ponemos a la venta desde los modelos ‘sport’ más atrevidos hasta los más elegantes para una recepción”, aclara Rocío Narbona. En este caso, Káhyra ha trabajado a fondo el diseño sin renunciar a la óptica. El resultado es una colección seductora y llamativa, a una gama de precios entre los 15 y los 25 euros. Ambas adquisiciones, gafas y relojes, cuadran perfectamente con el concepto global de la enseña: desde la elección del ambiente y los colores para la decoración de las tiendas hasta la elegante uniformidad de sus dependientas, pasando por las colecciones completas.

Káhyra pretende concluir el presente ejercicio con al menos 12 establecimientos abiertos al público (tres de los cuales serán propiedad de la compañía).

Káhyra es un concepto de cadena de tiendas especializadas en accesorios de mujer, que aplica una fórmula única en el mercado capaz de introducir al cliente en una exuberante mezcla de glamour, belleza y diversión. La gran variedad de producto, coordinado por colecciones, comprenden desde bolsos, bisutería, monederos, chales, pañuelos u fulares, cinturones, hasta todo tipo de accesorios para el cabello, que, junto con sus irresistibles precios, hacen las principales cualidades de este negocio. La firma cuenta ya con siete tiendas (dos de ellas, propias) en Jerez de la Frontera (propia), Sevilla, Cádiz, Madrid, Guadalajara, Valladolid y León.

La inversión precisa para establecerse como franquiciado de Káhyra es de 45.000 euros para la adecuación de la tienda, incluido un canon de entrada de 9.000 euros. A ellos hay que añadir el coste de la obra, que puede variar entre los 12.000 y los 24.000 euros en función del estado previo del local, y finalmente 21.000 euros de mercancía. Existe un canon mensual de funcionamiento (del 3% de las ventas) y otro de publicidad (del 2% de la facturación).

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.