El Racó relanza su expansión en franquicia

Tras 30 años siendo pioneros en su sector y ofreciendo en sus restaurantes la carta en franquicia más completa del mercado

Fecha: 02/06/2005

El Racó relanza su expansión en franquicia La cadena de restaurantes de cocina mediterránea, El Racó, ha retomado su expansión nacional en franquicia, con apertura de cuatro establecimientos al año. El Racó, que cuenta en la actualidad con 9 locales abiertos -3 propios y 6 franquiciados- ha probado con éxito durante más de 25 años su innovador concepto de restauración, donde creatividad y gestión son la clave de sus buenos resultados.

El Racó ha conseguido desarrollar un proyecto profesional durante más de dos décadas, definiendo y manualizando todos los aspectos del negocio desde el principio. Un desarrollo tan exhaustivo que les llevó a ser una de las primeras cadenas de restauración nacionales que apostaron por lanzar su expansión en franquicia en nuestro país.
Tras gestionar durante dos décadas la expansión de su negocio y evolucionar con el propio mercado, ahora, consolidand su red.

La diversificación de su cocina es la clave del éxito de sus restaurantes, que ofrecen una extensa carta, la más completa del mercado, compuesta por más de 110 platos variados y originales, que han ido fortaleciéndose con el paso de los años, consolidando su oferta. Esta característica ha permitido, durante más de dos décadas, luchar contra la estacionalidad del sector, fidelizando a su clientela, que encuentra en sus locales la forma más sencilla de comer variado y con calidad a un precio muy competitivo. El ticket medio de los restaurantes de El Racó está en los 11 euros por persona sobre carta.

En los establecimientos de El Racó se puede consumir una amplia oferta de calidad de pastas, ensaladas, carnes, pizzas y crepes; productos que se han ido afianzando en la carta a lo largo de las más de dos décadas de vida de la firma. El Racó dispone de una cocina central donde preelabora los distintos platos de la carta facilitando el trabajo en los establecimientos; además, también dispone de un departamento de I+D que se encarga de dotar de imaginación los distintos platos que se consumen, tanto en la elaboración de los productos como en su denominación.

Antonio Bachiller, artífice de la cadena de restaurantes El Racó, abrió su primer establecimiento en el año 1975 instaurando una nueva forma de entender la restauración, cargada de productos novedosos y de una cocina imaginativa con la máxima calidad. Desde el primer momento, se decidió a prescindir de la figura del cocinero, apostando por la creación de un moderno obrador central. Las ventajas de esta decisión se dejan ver en el control exhaustivo de los costes, reduciendo mermas y errores.

Para montar un establecimiento de El Racó se precisa un local con unas dimensiones aproximadas de 200m2, en poblaciones que alcancen los 30.000 habitantes. La inversión roda los 453.900 euros.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.