Las ventajas de la panadería en franquicia

Panaderías Calentito adapta su producto a las necesidades de sus franquiciados

Fecha: 12/05/2005

Las ventajas de la panadería en franquicia Las panaderías son negocios que presentan unas características diferenciales muy específicas. Se trata de establecimientos que satisfacen demandas absolutamente repetitivas –todos o casi todos comemos pan– por lo que diariamente cumplen un ciclo de ventas que a otras empresas tardan semanas en concluir. En veinticuatro horas realizan un pedido, se fabrica, se reparte, se factura y se cobra, lo que a veces genera problemas logísticos en los puntos de venta tradicionales: el pedido es demasiado grande o resulta escaso.

Las fórmulas de panadería en franquicia ofrecen soluciones prácticas a estas situaciones, ya que utilizan sistemas informáticos capaces de gestionar los pedidos de la tienda con más facilidad. De esta forma se pueden construir albaranes a partir de los consumos habituales, listas de producción, facturas, recibos... que informan al franquiciador de los consumos por cliente, artículo o tienda.

Panaderías Calentito, empresa alicantina que integra tanto la panadería tradicional como los nuevos estilos de panes (baguettes, chapattas, cereales, fibra, ...) y la bollería, es un buen ejemplo de la buena marcha de este tipo de panadería. La enseña, que cuenta con un local propio y seis franquiciados, espera abrir cinco nuevos establecimientos en Alicante a lo largo de 2005.

Según Inocencio Moreno, director de Expansión de Panaderías Calentito, “en nuestra red, además de adaptar el producto a las necesidades específicas de cada tienda elaborando panes concretos para los establecimientos que los demanden, tratamos de huir de la idea de que franquicia es igual a estandarización. Queremos que nuestros franquiciados se beneficien de los servicios de pertenecer a una red –sistema informático de gestión, distribución...- sin que por ello el cliente final deje de sentirse como en una panadería de toda la vida”.

Panaderías Calentito ofrece dos posibilidades a sus franquiciados: la tienda –negocio basado en la elaboración y venta de pan, bollería y dulces artesanos– o la tienda con zona de degustación. La inversión media para la puesta en marcha esta franquicia asciende a 84.400 euros para un local con una superficie de 80 m². Las tiendas deben ubicarse en zonas de tránsito peatonal, preferentemente de paso hacia colegios y grandes superficies.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.