Finanfácil amplía su concepto de negocio con establecimientos a pie de calle

El nuevo formato supone una inversión de 54.000 euros

Fecha: 11/05/2005

Finanfácil, empresa dedicada a la intermediación financiera, amplía su línea de negocio con la apertura de establecimientos a pie de calle. Hasta ahora, la enseña desarrollaba su actividad exclusivamente en despachos en el interior de edificios de oficinas.

A partir de ahora, Finanfácil contará también con locales comerciales en los que ofrecerá los mismos servicios a sus clientes: particulares y empresas que necesitan una intermediación financiera alternativa a los circuitos bancarios tradicionales. Cuenta con diversos productos y servicios, como la agrupación de préstamos en un solo recibo con un ahorro del 50 por ciento, financiación de la vivienda incluyendo los gastos y el contenido o una hipoteca especial para extranjeros, además de un producto específico para profesionales del sector inmobiliario.

Con la ampliación de su línea de negocio, Finanfácil pretende facilitar a los clientes ambas posibilidades, en despachos o en locales a pie de calle y ofrecer a los posibles franquiciados las dos líneas de negocio.

Los primeros establecimientos de este tipo se abrirán en las ciudades de Torredembarra (Tarragona), Tarragona, Huesca, Sevilla y suponen una inversión de unos 54.000 euros. En el futuro, está previsto que este nuevo formato represente un 50% por ciento del total de los establecimientos de la cadena.

De cara al franquiciado, Finanfácil ofrece importantes atractivos, como la posibilidad de introducirse en un sector en plena expansión, recuperando la inversión antes del primer año de actividad y aprovechando desde el primer día la experiencia de un grupo líder en el sector. Otra ventaja para el franquiciado es que se trata de un negocio “llave en mano”, ya que Finanfácil se hace cargo de todo el proceso necesario para la implantación de la nueva oficina, desde la búsqueda del local hasta su acondicionamiento y equipamiento.

El franquiciador también se ocupa de la formación del equipo (director y consultores) y de su reciclaje continuo, además de una asistencia permanente y la puesta a su disposición de un programa informático exclusivo.

El perfil del franquiciado para una oficina Finanfácil es el de una persona dinámica y emprendedora que cuente con una clara vocación comercial. Para entrar en la red no es necesario poseer ninguna titulación específica ni estudios superiores. La inversión inicial para poner en marcha el negocio oscila entre los 45.000 y los 60.000 euros.

Todas las capitales de provincia, ciudades y poblaciones de toda la geografía española de más de 20.000 habitantes son las zonas de expansión preferente de esta franquicia.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.