European-Line comienza su expansión en franquicia

La empresa malagueña especializada en la comercialización de artículos de publicidad y regalos de empresa busca franquiciados con cualidades comerciales y ganas de emprender su propio negocio en esta actividad

Fecha: 04/03/2005

European-Line comienza su expansión en franquicia European-Line, empresa dedicada a la comercialización de artículos de publicidad, y más concretamente a los regalos de empresa, empieza su expansión en franquicia en nuestro país. La compañía busca personas con iniciativa y ganas de emprender su propio negocio en el sector de la publicidad.

Esta compañía, que inicialmente comenzó con una pequeña gama de productos como calendarios, bolígrafos y encendedores, hoy es la única de estas características que está franquiciando, contando con más de 3.500 referencias importadas en su mayoría de Asia, lo que garantiza a sus franquiciados la mejor relación calidad-precio.

“Elegimos esta fórmula empresarial para crecer porque creemos que un empresario cuida mejor su negocio, se implica más, ya que su futuro está en juego. Esta implicación le hará vender más, que es lo que buscamos todos. El negocio del franquiciado es facturar, y el nuestro facilitarle los mecanismos para que crezca su volumen de negocio”, comenta Juan Manuel Hernández, gerente de European-Line.

La inversión total para poner en marcha este negocio varía dependiendo de la zona y de sí es necesario crear un taller para que pueda serigrafiar los productos que se comercializa. El taller de grabado puede ser o no necesario según se trate de una gran ciudad, donde puede subcontratarse este servicio, o de una población más pequeña, donde puede ser muy rentable. Lo que sí solicita son una serie de condiciones estándar para todos. Un canon de entrada de 6.000 euros, con un ‘royalty’ de funcionamiento del 1% de la facturación y un ‘royalty’ de publicidad de un 1,5% de la facturación. La enseña aconseja también un 1% de la facturación en publicidad local.

“Al no ser un desembolso económico grand,e el retorno de la inversión también se reduce. Estaríamos hablando de entre 12-16 meses para recuperar el montante inicial, y a partir de este momento el franquiciado comienza a obtener beneficios”, explica el gerente de la enseña andaluza.

La franquicia European-Line se basa en tres pilares fundamentales: la personalización de los productos por medio de la serigrafía, la calidad en el servicio, ya que la entrega del producto se realiza puerta a puerta, y por último, unos precios muy competitivos debido a la amplia cartera de fabricantes con las que trabaja desde hace tiempo.

En cuanto a los planes de expansión, la compañía quiere contar con cinco franquicias a lo largo del primer año, analizando la reacción del mercado y controlando cuidadosamente la expansión.”También pretendemos consolidar las ventas que hacemos al extranjero, ya que, aparte de la Península Ibérica, suministramos a países como Marruecos, Bélgica o Cuba”, afirma Juan Manuel Hernández.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.