All-Safe abre una nueva franquicia en Valencia

La enseña, especializada en la destrucción y reciclaje de documentación confidencial, garantiza mediante un certificado la eliminación de la documentación y su posterior reciclaje

Fecha: 12/01/2005

All-Safe, enseña especializada en la eliminación in situ de documentación confidencial, prosigue con su plan de expansión y acaba de establecerse en Valencia. Con ésta, ya son tres las franquicias con las que cuenta All-Safe, además de Madrid y Barcelona y entre sus objetivos de crecimiento para 2005 figuran abrir nuevas delegaciones en el País Vasco y en Portugal.

La marca All-Safe, perteneciente al grupo español Papel Ecológico, es una empresa pionera en España en ofrecer servicios de seguridad para la destrucción y reciclaje de documentación confidencial en cualquiera de sus formatos, bien sea papel o consumibles informáticos. Su catálogo de servicios están orientados a empresas que utilizan o generan información confidencial como datos contables y nóminas, fichas de personal, documentación legal, historiales médicos, listados de clientes y proveedores, cheques y tarjetas de crédito, planes estratégicos, ofertas, estudios de costes, listas de precios, y un largo etcétera en el que se incluyen aquellas informaciones sensibles de una empresa. Esto implica que una vez utilizados, los datos deben ser eliminados con el fin de preservar la intimidad de las personas a las que hacen referencia, según establece la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal. Además, All-Safe mantiene un firme compromiso con el Medio Ambiente, prueba de ello es que todo el material que se recoge, aparte de destruirlo, se recicla, con lo que se asegura el cumplimiento de las empresas con las normativas relativas a la gestión de residuos no peligrosos.

Servicio de destrucción y recogida
Para llevar a cabo su actividad, All-Safe ofrece gratuitamente a sus clientes contenedores de seguridad (con llave de seguridad e ignífugos), en los que se va depositando la documentación confidencial en cualquiera de sus formatos: papel, cartón, cd-roms, tarjetas de plástico, cintas de audio y de vídeo, disketes.
El paso siguiente es la recogida y transporte de la documentación. All-Safe dispone de una flota de vehículos autorizados por las Consejerías de Medio Ambiente de las Comunidades en las que opera. Estos vehículos llevan incorporados en su interior unas máquinas de destrucción que permiten al cliente comprobar personalmente que los documentos han sido eliminados. El método más adecuado para la destrucción del papel es la trituración mediante corte cruzado: el papel se hace tiras o partículas, cuyo tamaño dependerá del nivel de protección requerido por el cliente dada la información contenida en el documento. El nivel de triturado utilizado normalmente por All-Safe se ajusta a la Normativa Europea DIN 32757, que es el máximo grado de trituración industrial.

El sistema de recogida se establece de forma periódica dependiendo del volumen de información que genere la empresa. La destrucción se puede realizar en la misma empresa o bien en el Centro un Centro de Trituración Seguro, que se encuentra en las instalaciones de All-Safe. Una vez que la información ha sido destruida se recicla el desecho de papel y de los demás materiales. Al término del proceso, All-Safe le hace entrega al cliente de un certificado que garantiza la destrucción de la documentación confiada y otro que avala que el material desechado ha sido reciclado.

Para abrir una franquicia de All-Safe se necesita hacer una inversión total de entre 40.000 a 60.000 euros, incluido un canon de entrada de 25.000 euros y un camión (15.600 euros), partida esta última que contempla la opción del leasing (alquiler con opción de compra).


 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.