ANCECO comparte las quejas del sector comercial sobre los desmesurados costes de las comisiones de las tarjetas

Las Centrales de Compra y Servicios consideran injustificada la diferencia de tarifas de hasta el 2,5% y las grandes diferencias con el resto de países europeos

Fecha: 10/12/2004

La Asociación Nacional de Centrales de Compras y de Servicios, ANCECO, se une a las recientes quejas de la Confederación Española de Comercio y considera insostenible la falta de transparencia en torno a las tarjetas de crédito. ANCECO denuncia la indiferencia y la prepotencia de las entidades bancarias ante la solicitud de transparencia en los criterios de fijación de las comisiones y considera inadmisible que Visa y Mastercard no den a conocer la estructura de costes de los pagos con tarjeta, por lo que las comisiones impuestas son arbitrarias.

ANCECO tampoco entiende que se paguen comisiones distintas según el sector, dado que el coste de la operación es el mismo y el riesgo no justifica las abultadas diferencias (que en el último dato disponible llegaban a 2,5 puntos porcentuales).

Desde el 1998, los comerciantes de Centrales de Compra y de Servicios han visto como las comisiones de las tarjetas les han sido aumentadas. Desde ANCECO se sospecha que las entidades financieras han penalizado a los comerciantes que en aquel año disponían de mejores condiciones (mejores, pero también abusivas) para poder favorecer a los que sufren comisiones escandalosamente más abusivas.

Así pues, de nada han servido el acuerdo firmado en 1999, las demandas presentadas al Servicio de Defensa de la Competencia y las acciones de reclamación de numerosas entidades representativas del sector comercial y de servicios.

Punto de partida abusivo, situación actual comparativamente PEOR
En 1998 los comerciantes miembros de CCS disponían de condiciones mejores que la media española debido a ser empresarios con volúmenes de facturación con promedios superiores a la media de su sector. A pesar de todo, el promedio de comisión en 1998 de los establecimientos asociados a Centrales era de un 2,36%, muy superior a la media europea.

No reconocimiento de la Centrales como grandes operadoras
A pesar de significar en muchos sectores, volúmenes superiores a los grandes operadores, las entidades financieras en España siguen sin reconocer a las Centrales como unidades económicas. Sin embargo, esto no es así en la mayoría de países europeos.

ANCECO también se adhiere a la petición de la patronal europea del comercio Eurocommerce, en el sentido de reclamar que el Banco Central Europeo emita una tarjeta de pago pública de coste unificado para todos los países y que pueda competir con Visa y Mastercard, que controlan el 97% del mercado. En estos momentos existen serias barreras para la contratación de medios de pago del extranjero y las actuales normas perpetúan el monopolio.


 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.