De los antiguos cafés a las modernas cafeterías temáticas

5.600 comercios funcionan en España dentro del sector Hostelería-Restauración

Fecha: 20/09/2004

El sector Cafeterías es de los más rentables dentro del sistema de franquicia, así como uno de los de mayor crecimiento en los últimos años. De 14 centrales operativas en nuestro país en 1999 se ha pasado a las 21 que trabajan en la actualidad, algunas de ellas avaladas por empresas torrefactoras de importancia.

Fue en el año 1994 cuando la “cultura del café” llegó a España, concretamente a Barcelona, donde comenzaron a proliferar este tipo de negocios. Diez años después el sector Cafeterías cuenta con 411 unidades operativas, según datos extraídos de la Guía de Franquicias de España 2004, de Barbadillo Asociados.

La vertiginosa apertura de este tipo de locales en la última década ha hecho que los establecimientos conocidos tradicionalmente como cafeterías -en los que se podía tomar café, entre otros productos- quedaran relegados a un segundo plano. A favor de la expansión de este nuevo concepto jugaba no sólo el hecho de ofrecer una alta variedad de cafés de gran calidad, sino también contar con un lugar agradable donde degustarlos y comprarlos.

Este “lugar” se ha convertido, con el paso de los años, en el objeto de una competición entre las marcas por encontrar nuevas formas de decoración a fin de que el cafetero disfrute en un ambiente diferente las bebidas que ofrecen estas cafeterías especializadas. Así, entre las cadenas que funcionan en nuestro país encontramos cafeterías con interiores diseñados al estilo italiano, colonial, minimalista e incluso interiores que son auténticas estaciones de tren.

En cuanto a los datos económicos, las cifras del sector, cuyos establecimientos superan un nivel de facturación media de 420.000 euros anuales, lo convierten en uno de los más interesantes para los inversores.

¿Cómo convertirse en dueño de una cafetería especializada?
Para montar un negocio de cafetería especializada las inversiones oscilan entre 86.300 euros y 180.000 euros. El derecho de entrada varía entre los 6.000 y los 31.400 euros, el royalty suele estar entre el 3 y el 5,5 % sobre la cifra de ventas y el canon de publicidad entre el 1 y el 3,5 % sobre la facturación.

La inversión media del sector es de 153.642 euros y el canon de entrada de 9.596 euros. Este dato se obtiene a partir del promedio de las empresas que nos han proporcionado sus datos. Por su parte, la dimensión media es de entre unos 80 y 100 m².

Prácticamente todas las enseñas de este sector proponen tres conceptos de negocio: locales en calle, centros comerciales y quioscos, por lo que las inversiones, dimensiones y niveles de facturación variarán en función del modelo que se elija. Además, la gran mayoría de las marcas tienen en común, no solo la degustación del café, sino también la venta del mismo así como complementos relacionados con este (cafeteras, tazas, etc). Algunas de ellas incluyen además la venta de helados.

Por qué una franquicia de Cafeterías
Para Santiago Barbadillo, director general de Barbadillo Asociados, “a pesar de que es difícil encontrar un elemento diferenciador entre las distintas marcas se trata de un sector que ha crecido casi un 11% en el último año”. Y añade: “por otro lado, el margen bruto (ventas-costo de compras) en el sector se sitúa entre el 70 % y el 75%, cuando intersectorialmente el margen medio no alcanza el 40%”.

Claves para analizar el sector:
-Es importante que la central tenga un nexo de unión con una empresa torrefactora. De esta forma el franquiciador conoce el tipo de producto que le vende a su cliente final y se asegura de tener la mercancía cuando la necesita y a unos costes más bajos puesto que se ahorra los gastos de intermediación.

-El nivel de población media necesaria para montar un establecimiento es de 50.000 habitantes. Existen enseñas que son la excepción, como Cafetería Naidi que requiere solamente 5.000 habitantes. Quizás sea una tendencia en el futuro en el caso de las marcas más fuertes y con mayor número de unidades en el mercado. De esta forma se daría cobertura a poblaciones más pequeñas pero que sí tienen los niveles adquisitivos adecuados.

-A la hora de seleccionar una enseña es interesante conocer el número de establecimientos propios y asociados con los que cuenta porque refleja cuán desarrollada está la franquicia como tal o si meramente es un negocio que aún no se ha desarrollado como franquicia. También es importante saber el año de constitución como central para analizar los niveles de expansión alcanzados.

-El principal inconveniente del sector está en la dificultad de encontrar personal cualificado y con vocación de servicio dado que se trata de una actividad con un importante componente de sacrificio y de servicio. Unido a esta inconveniente está la cuestión de control de caja/producto que exige una vigilancia y un seguimiento cercano por parte del propietario del negocio.

-El local tipo requiere dimensiones de entre 80 y 100 m2. Las ubicaciones son tres: planta calle, centros comerciales y de ocio y quioscos. En planta calle la ubicación ideal es cerca de paradas de autobuses, bocas de metro y semáforos, así como su proximidad a oficinas. Estas tres características garantizan al negocio una alta rotación de público, requisito imprescindible para garantizar su rentabilidad. En cuanto a las ubicaciones de establecimientos/quioscos en centros comerciales y de ocio tienen el éxito asegurado fundamentalmente en zonas de salidas/entradas de los cines.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.