Urvana inaugura una nueva fábrica en Jerez de la Frontera para responder a las necesidades de sus franquiciados

Fecha: 03/09/2004

Urvana inaugura una nueva fábrica en Jerez de la Frontera para responder a las necesidades de sus franquiciados Desde el pasado mes de julio, Jiconsa, empresa encargada del desarrollo y comercialización de las máquinas dispensadoras de refrescos Urvana, cuenta con una nueva fábrica en Jerez de la Frontera, que viene a reforzar la producción de la que la firma tiene en funcionamiento en la localidad madrileña de Algete. Las nuevas instalaciones han sido inauguradas para hacer frente a las demandas de los franquiciados que se han unido a la cadena, unos 20 desde su lanzamiento en abril. Hasta el momento, Andalucía es la Comunidad Autónoma donde la red ha alcanzado una mayor implantación.

En la actualidad, cerca de 700 máquinas Urvana están distribuidas por el mercado español y se espera que esta cifra se aumente en los próximos meses tanto en el territorio nacional como en el internacional, donde Jiconsa ha realizado una primera incursión con la firma de una masterfranquicia en el Sur de Portugal.

Las dos fábricas tienen una capacidad de montaje de en torno a las 200 máquinas a la semana, lo que les permite poner en funcionamiento dos franquicias diarias. Al frente del proceso de fabricación se encuentra personal altamente cualificado que cuenta con los medios técnicos más avanzados. Todos los elementos de Urvana están fabricados con tecnología nacional.

Las nuevas instalaciones de la franquiciadora son muestra de su gran apuesta por el sistema de franquicia y su afán por dar cumplida respuesta a las demandas de sus franquiciados.

Urvana es la máquina expendedora de botes de refresco más pequeña del mercado. Con unas dimensiones de un metro de alto, 20 centímetros de fondo y 40 de ancho, la marca de la compañía Jiconsa inició su expansión en franquicia el pasado mes de abril y, desde entonces, ha puesto en marcha 20 franquicias, con cerca de 700 máquinas repartidas por todo el territorio nacional. Urvana dispensa tres tipos distintos de bebida y está enfocada a pequeñas y medianas empresas, un mercado hasta el momento olvidado por el sector del vending. La franquiciadora cuenta con dos fábricas propias en Madrid y Jerez de la Frontera desde donde se distribuyen las máquinas, realizadas con tecnología española.
Los requisitos económicos para convertirse en franquiciado de la firma son de 20.000 euros. Al pasar a formar parte de la cadena, el emprendedor recibe 30 máquinas y un amplio apoyo publicitario y comercial.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.