Hablamos con Basilio García, Director general de la franquicia Callaghan

"El comercio necesita una revolución como la experimentada en la venta online".

Fecha: 08/06/2015

Basilio García, Director general de franquicias Callaghan

El panorama español del calzado tiene muchos retos. A los inconvenientes bien conocidos de la crisis, hay que sumar la competencia feroz del producto asiático y el de las grandes marcas con una oferta global de moda. ¿Un mercado imposible? Callaghan, dirigida actualmente por la segunda generación de la familia fundadora, demuestra que hay un hueco, al menos, para los zapatos que ellos fabrican.

1. ¿Qué obstáculos hay en el sector del calzado hoy en día? 

-Por un lado, hay un mercado regido por el precio como factor clave y, por otro, están los operadores con una oferta global de moda, tipo Zara o H&M, que ocupan los centros de las ciudades y gozan de una gran afluencia de público y que, gracias a ello, logran colocar su producto, aunque no sea esta su especialidad. 

No hay que olvidar la penetración que está logrando el comercio online. Se ha superado el miedo al pago con tarjeta, la logística está mucho más evolucionada y es más eficiente y la oferta presenta un diseño más atractivo. El comercio minorista necesita una revolución como la que ha experimentado la venta a través de Internet.

2. ¿A qué se refiere?

Hace falta que las tiendas ofrezcan una buena experiencia al cliente, que el vendedor conozca las características técnicas y pueda asesorar sobre el calzado que cada persona precisa. Además, también resulta fundamental que el punto de venta disponga de una cantidad y variedad de producto adecuadas. Con el fin de asegurar el aprovisionamiento, conviene que haya una sólida integración entre la empresa matriz y la red de tiendas. 

3. De los competidores que ha mencionado, ¿cuál es el peor?

-La amenaza más seria es la de las grandes cadenas. Su oferta es muy atractiva, bien conocida y está ubicada en las mejores zonas de cada ciudad.

4. ¿Las mujeres son los mejores clientes para un negocio de calzado?

-Cada segmento tiene sus particularidades. Es verdad que las mujeres compran más —ellas suponen el 50% de nuestras ventas—, pero también pagan menos y esperan más rotación de producto. En cambio, el hombre compra con otra perspectiva, más enfocada a la utilidad, y está dispuesto a gastarse más dinero.

En la compra de calzado infantil importa mucho el precio, ya que es el zapato que más se necesita renovar. La ventaja de nuestra marca —Gorila— es que resulta mucho más duradera que otras, que solo son un poco más baratas.

Fuente: Barbadillo y Asociados

Contacte con CALLAGHAN/GORILA

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.