Hablamos con João Silva, Director General de franquicias Zippy en España

“Los clientes ya no esperan a las rebajas y gastan más”.

Fecha: 25/05/2015

La moda española es una referencia a escala mundial, también en el segmento infantil. El grupo Inditex y otras compañías como Mango —que ha lanzado recientemente su enseña Mango Kinds—, Gocco o Mayoral lideran las preferencias de los consumidores. En un entorno tan competitivo es difícil hacerse un hueco, pero en franquicias Zippy tenían claro que había que trabajar en el mercado español.

1. Muchos opinan que las condiciones actuales en España no son las mejores para montar un negocio.

-Es cierto que hay aspectos que lo ponen difícil. Por un lado, la economía no pasa por un momento óptimo. Hemos sufrido unos años duros de desempleo, cuya principal consecuencia ha sido la grave caída del consumo. No obstante, a finales de 2014 y principios de 2015 se ha notado una mejoría. Los clientes se animan a comprar con mayor frecuencia, no esperan a las rebajas, y gastan más.

Por otro lado, la moda infantil depende mucho de la natalidad y en España este índice ha bajado en los últimos años. Además, las mujeres van retrasando la edad a la que son madres. Lo contrario ocurre en países de Oriente Próximo y Asia, donde se está experimentando un auge de la moda infantil, o en Estados Unidos, que ya muestra signos de recuperación económica.

2. ¿Cómo se las han arreglado para crecer en un entorno tan desfavorable?

-Zippy presenta un posicionamiento único. Además de su inmejorable relación calidad-precio y la fuerza de su imagen de marca, el factor de la innovación es fundamental. Por ejemplo, pensando en los padres daltónicos, acabamos de implantar el código ColorADD en las etiquetas, que mediante unos símbolos especiales informa sobre el color de los artículos. También, con el fin de resguardar a los pequeños de los rayos UVB, ofrecemos ropa con protección solar y un reloj que avisa al niño de cuándo se tiene que echar crema.

 João Silva, Director General de franquicias Zippy en España3. Hay marcas que están abandonando la fabricación en Asia y devolviéndola a sus países de origen. ¿Cuál es la postura de Zippy al respecto?

-El mundo ha cambiado mucho en los últimos años. A la subida del precio de las materias primas, hay que añadir que los empleados de países como China o India están conquistando sus derechos, y es lógico que eso tenga consecuencias.

Nosotros contamos con una planta cerca de Oporto, pero la mayoría de la producción la contratamos en el exterior. El departamento de compras está constantemente buscando colaboradores y proveedores que cumplan, no solo los requisitos evidentes de calidad o precio, sino también que compartan nuestros valores éticos, como los relacionados con los derechos de los trabajadores.

Al final, la localización de las fábricas depende de varios factores, como el tamaño de la cadena, el coste de producción y la capacidad de respuesta para satisfacer las necesidades de los mercados en los que la marca opera.

Fuente: Barbadillo y Asociados

Contacte con ZIPPY

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.