Albert Daina Marsenyach, Director de Clean & Iron Service

“Al explicar claramente el negocio hemos logrado que no cierre ninguna franquicia”

Fecha: 04/02/2010

Albert Daina Marsenyach, Director de Clean & Iron Service

¿Por qué solo prestan el servicio de limpieza y plancha?
Porque con Clean & Iron ya llevamos muchos años; es un concepto conocido, y a los franquiciados les resulta más fácil. Además, desde hace un año hemos ampliado el negocio a la pequeña y mediana empresa, que ahora ya supone el 18% de nuestra facturación.

¿Qué relación hay entre Clean & Iron y Amicua?
Amicua es una enseña especializada en servicios de acompañamiento y cuidado de personas mayores y niños pequeños. Un franquiciado de Clean & Iron Service tiene derecho a explotar Amicua sin coste adicional. Pero, aunque a veces se comparte personal para ambos negocios, la imagen de marca y los protocolos son muy diferentes. El recorrido habitual de nuestros franquiciados es empezar con una de las opciones de Clean & Iron y luego incorporar Amicua.

¿Cuántos formatos de negocio franquician?
En enero hemos aprobado en la junta una nueva vía, que llamamos la licencia Clean & Iron, para la que no se necesita despacho. Es la alternativa más económica. Previo pago de 1.500 euros se puede llevar desde casa para una zona de hasta 20.000 habitantes. Durante los 10 años de contrato se puede pasar a las otras opciones, Home Clean o local comercial, pero después de haber probado el negocio.

Imagino que en estos momentos la economía sumergida les perjudica más que antes de la crisis.
Eso es cierto, pero la crisis nos ha acercado a otro tipo de clientes, gente que tenía una asistenta asegurada en su casa y que ahora, porque las cosas no le van tan bien, tiene que prescindir de ella. Pero como continúa necesitando servicios de este tipo, nos llama a nosotros, aunque con un protocolo más ligero que el que tenía antes. Hay que tener en cuenta que nuestro servicio se puede interrumpir en cualquier momento, sin ningún coste adicional, o cambiar las condiciones. Esto nos ha permitido ganar clientes.

¿Cómo les ha ido en 2009?
Este último ejercicio no ha estado nada mal, pues pasamos de 16 agencias a 21 en un año a pesar de la coyuntura. Tenemos la ventaja de hacer una expansión pausada, explicando muy bien el concepto. De toda la gente que nos llama, son muy pocos los que firman la franquicia, porque somos muy transparentes, y decimos claramente los pros y contras de montar una agencia de este tipo. Con esto conseguimos que el que finalmente firma sea muy constante y seguro, y así se ha logrado que no cierre ninguno.

¿Y qué espera de 2010?
Tenemos bastantes interesados, entre ellos 2 que seguramente acabarán firmando, pero no puedo hacer una previsión, porque la coyuntura es complicada.

Contacte con CLEAN AND IRON SERVICE

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.