Juan Antonio González, franquiciado de Planet Print

No he accedido a las exigencias para renovar una póliza de 9.000 euros.

Fecha: 25/08/2009

Juan Antonio González, franquiciado de Planet Print

Tras 6 años en la misma empresa, Juan Antonio González decidió aventurarse en el mundo de la franquicia de la mano de Planet Print. Atraído por la originalidad del concepto –basado en la reproducción de imágenes y textos en varios soportes– y la posibilidad de trabajar desde casa, puso en marcha su negocio en 2005 con capital propio y con un leasing para la maquinaria.

Con el fin de obtener liquidez y comprar mercancía para su franquicia, radicada en Santiago de Compostela, obtuvo una póliza de crédito por valor de 9.000 euros a un interés del 5,5% que ha ido renovando anualmente sin problemas. Hasta ahora. “Ya llevaba tiempo trabajando con el banco. Aporté documentación empresarial y la declaración de la renta, y la renovación se realizó de forma natural durante tres años. En 2009, argumentando que la situación ha cambiado, me han requerido la firma de otras personas que avalen el negocio”, explica. 

González, que defiende la solvencia de sus cuentas, ha preferido no acceder a las condiciones exigidas para una cuantía tan reducida. Pero ya comienza a padecer las consecuencias. “Voy echando mano de los ahorros y vivo más al día. No puedo beneficiarme de los descuentos por grandes volúmenes, y me gasto más en portes porque realizo más pedidos. Los bancos deberían abrir un poco más el grifo”. A pesar de todo, conserva el optimismo y confía en que pronto conseguirá de nuevo la financiación.

Contacte con PLANET PRINT

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.