Ricardo Calvo, franquiciado de Abrasador

El Estado debería gestionar los créditos ICO

Fecha: 22/07/2009

Ricardo Calvo, franquiciado de Abrasador

Ricardo Calvo tiene 41 años y, desde hace 13, trabaja en la gestión del restaurante familiar Mesón Don Benito, en Alcalá de Henares. En enero de 2009 se planteó diversificar su carta –especializada en tapas, cordero y conejo– y encontró en Abrasador la mejor alternativa para incorporar un rincón de carnes a la brasa en el local. 
“Quería hacer una reforma, valorada en 100.000 euros, para adecuar el establecimiento a la imagen de la enseña”, indica. Así que intentó obtener un crédito ICO Renove Turismo, pero su banco preferencial, Ibercaja, no tenía convenio con esa línea del instituto. 

Su peregrinaje por BBVA, Caja de Toledo y Banco Popular no tuvo resultados: “En uno, me exigieron como aval la renta y los bienes de los 4 socios de la empresa, algo que no acepté. En los otros, o no me dieron respuesta o me dijeron que como ellos asumían el riesgo concedían las líneas a personas con las que llevaban años trabajando”. “El Estado debería gestionar los ICO”, reivindica.

Finalmente, este empresario abrió el rincón en abril sin realizar la obra. Invirtió 7.000 euros de capital propio para pagar el derecho de entrada, el rótulo, la carta y el horno, y entregó la documentación para acogerse al Plan Ficoh, por el que se subvenciona el 50% de los gastos en maquinaria. “Ahora estoy esperando a que me den unos presupuestos más ajustados de la reforma para poder pedir un préstamo tradicional en Ibercaja. Aun así, sé que será difícil”, resume.

Contacte con ABRASADOR

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.