MARC VILLEGAS, Director general de Elefante Azul

“El terreno adquiere cada vez más peso en la cuenta de explotación”

Fecha: 21/04/2008

MARC VILLEGAS, Director general de Elefante Azul –¿Qué conclusiones destaca sobre el mercado de lavado a presión?
–El público elige una marca fuerte, que garantice un servicio y una calidad a la altura de sus necesidades. En este sector hay talleres que reservan un espacio para una instalación de lavado, pero progresivamente su calidad va bajando. Gracias a la categoría de los materiales que utilizamos y al sistema de franquicia podemos controlar que el servicio sea impecable.

–¿Qué cambios se han producido de un año para otro?
–La variación radica básicamente en el precio del terreno donde se implanta el centro de lavado. El coste de la parcela cada vez adquiere mayor peso en la cuenta de explotación, lo que limita las inversiones.

–¿Qué futuro le augura al sector?
–Creo que únicamente seguirán las empresas serias y con responsabilidad ante las demandas del cliente final.

–¿Cómo analiza a su competencia?
–Hace 8 años teníamos identificadas 40 marcas competidoras que han ido desapareciendo. Los valores de nuestra cadena van ganando fuerza, y prueba de ello son las copias que nos hacen otras enseñas, al juntar la palabra azul con el nombre otro animal. Esto crea confusión en el público, pero con el tiempo el cliente se da cuenta de la diferencia. Elefante Azul tiene reconocimiento en Europa, así como experiencia de muchos años en el sector y en la asistencia a una red de franquiciados. El propio mercado se encarga de efectuar la selección con criterios de seriedad y servicio.

–¿Qué relevancia adquiere el aspecto ecológico en este negocio?
–Hasta hace poco nadie hablaba de esto, mientras que para nosotros es una preocupación desde 1967. Nuestro origen es suizo, y allí hay más conciencia sobre la protección del medio ambiente, lo que ha marcado nuestra forma de funcionar. Trabajamos con jabones biodegradables, que se fabrican con una formulación propia, y separador de hidrocarburos. La paradoja es que la legislación española no nos permite abrir una pista de lavado en el centro de una ciudad –porque se nos cataloga como taller–, mientras que un particular sí puede limpiar su coche en plena calle. En el extranjero, en cambio, ocurre justo lo contrario.

–Elefante Azul ha comprado las estaciones de lavado de Carrefour en Francia. ¿Se plantea un acuerdo similar en España?
–La multinacional nos ha vendido sus 35 instalaciones porque preferían que de ellas se hiciera cargo un especialista. Aunque la operación solo se refiere a Francia, nosotros siempre estamos abiertos a acuerdos y alianzas que sean beneficiosos para la red.

Contacte con ELEFANTE AZUL

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.