CARLOS PARRA CABALLERO, Director de Franquicias de LDC

“La administración de fincas no nota los vaivenes económicos”

Fecha: 24/03/2008

CARLOS PARRA CABALLERO, Director de Franquicias de LDC –¿Afecta la situación inmobiliaria a su actividad?
–La verdad es que el sector de la administración de fincas no nota los vaivenes económicos, ya que nuestro servicio es necesario y existirá siempre. Ya están desapareciendo esas vecinas que se ofrecen a limpiar la escalera o los propietarios que se responsabilizan de las cuentas de todo un edificio. En estos momentos se tiende a la profesionalización de este tipo de servicios, y el ritmo de la construcción de los últimos años ha creado nichos de mercado interesantes, como las macrourbanizaciones o las segundas viviendas, dos ejemplos de comunidades difíciles de gestionar desde el propio bloque.

–¿Qué características hacen del español un buen mercado?
–El estudio previo que hicimos de la situación en España nos mostró que la actividad estaba en la misma fase en que se encontraba en Portugal cuando nosotros empezamos, en 2002. Estamos frente a un sector muy atomizado en el que no existe una red que pueda dar fuerza a los propietarios para conseguir beneficios en sus conversaciones con los proveedores, y ese es el lugar que quiere ocupar LDC. 

–¿Qué tipo de acuerdos se alcanzan con otras empresas?
–La central ha firmado contratos con las principales compañías de cada sector implicado en la gestión y mantenimiento de fincas para conseguir ventajas a franquiciados y clientes a la hora de adquirir productos o servicios. No descartamos que estas colaboraciones se amplíen más adelante para habilitar nuevas líneas de negocio, pero ahora tenemos muy claro el modelo, y cualquier modificación se probará previamente en Portugal.

–¿Qué es lo mejor del sector?
–La principal ventaja de este negocio es que prestamos un servicio constante a todos los clientes, por lo que no hay incertidumbre sobre la marcha de cada oficina. En estos momentos, ciframos en menos del 2% la pérdida de abonados, y eso da mucha tranquilidad a los asociados. El crecimiento medio anual está entre el 50 y el 70%. Además, el impago ha dejado de suponer un riesgo gracias al nuevo sistema contra la morosidad, que puede penalizar incluso con el embargo. En dos años se han reducido las infracciones en un 70%.

–¿Cómo se diferencian de la competencia?
–En realidad, en LDC consideramos que no tenemos competencia directa. Las otras cadenas del sector venden un negocio complementario a otra actividad. Nuestra firma exige locales comerciales y una imagen corporativa fuerte. Además, para todos los trabajos de mantenimiento y limpieza de comunidades contamos con personal propio.

Contacte con LDC

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.