Alejandro Fernández-Luengo, Consejero delegado de The Chic Corporation

El proceso de concentración acaba de comenzar acaba de comenzar.

Fecha: 02/01/2008

Alejandro Fernández-Luengo, Consejero delegado de The Chic Corporation

Afirma de forma tajante Alejandro Fernández-Luengo que ha llegado la hora de pisar el acelerador del crecimiento. Un convencimiento que basa en la lectura que hace de la situación del sector. “Se trata de una actividad muy fragmentada entre 50.000 y 70.000 peluquerías, pero donde las diez primeras cadenas no abarcamos ni el 10% del mercado. Lo lógico es que se produzca una concentración, al igual que ocurrió hace unos años en otros países europeos, ya que las peluquerías de barrio –o de autor, como nos gusta llamarlas– se tendrán que unir a una enseña si pretenden desarrollarse. El público, al final, lo que busca es consumir marca”. Y el consejero delegado de The Chic Corporation quiere capitanear el proceso de cambio. “Esto acaba de empezar, por lo que las posibilidades de crecimiento son espectaculares”. 

Con la vista puesta en cumplir este ambicioso objetivo, la sociedad tiene varios frentes abiertos. Uno de ellos pasa por adquirir cadenas de la competencia, una estrategia que combina con la inauguración de centros propios y asociados. Pero los planes no se quedan ahí. “Una vez que hemos logrado liderar el sector, ahora tenemos que consolidar esta posición y, además, acometer el crecimiento internacional y lanzar nuevos conceptos”.
Ante este panorama, cobra especial protagonismo la reciente adquisición –en septiembre– de la compañía por parte de la entidad de capital riesgo MCH, una operación en la que ha invertido unos 30 millones de euros, como detalla Fernández-Luengo. La consecuencia más inmediata de la compra ha sido la creación de The Chic Corporation, que, en cierto modo, es la evolución del Grupo Alfa, una empresa madrileña fundada a mediados del siglo pasado, de la que Marco Aldany es su marca más emblemática. El grupo esperar terminar el ejercicio con una facturación de 70 millones de euros, “un 26% más que en 2006”.

¿En qué ha cambiado una empresa con perfil familiar como Marco Aldany, tras la entrada de esta firma de capital riesgo?
Fundamentalmente en que el rigor y la disciplina a la hora de cumplir los objetivos serán mucho mayores. No obstante, la política de expansión es la misma que antes de la entrada de MCH. En este sentido, nosotros tenemos unos “deberes” muy importantes, que pasan por triplicar el tamaño de Marco Aldany. Ahora, y debido a que poseemos un mayor músculo financiero, a lo mejor podemos acelerar los planes.
Quizás el cambio más grande haya tenido que ver con el nacimiento de The Chic Corporation, una sociedad con la que ampliamos nuestros objetivos y con la que buscamos pluralizar los procesos. Aunque el eje principal del negocio seguirá siendo la red de peluquerías de Marco Aldany, ahora vamos a incidir un poco más en el campo de la estética y en la venta de productos. 

                                                                                  "Artículo completo en la edición impresa"


 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.