Alfonso Valero, Director general de Enseñas y Marketing del Grupo Zena

El capital riesgo se fija en la restauración porque su rentabilidad es tremenda.

Fecha: 07/05/2007

Alfonso Valero, Director general de Enseñas y Marketing del Grupo Zena ¿Cómo evoluciona la restauración informal?
Llevamos varios años con un crecimiento de nuevas enseñas y concentraciones que hacen pensar en un futuro muy prometedor. También hemos experimentado un gran auge gracias al dinamismo de los centros comerciales; cada vez que se presenta un nuevo proyecto, lo analizamos para instalarnos. Alrededor de un 70% de la cadena opera en centros comerciales. 

¿La “canibalización” entre los centros próximos no es un problema para los asociados? 
A veces se produce ese efecto, principalmente en Madrid, pero no se puede generalizar y no creo que hayamos llegado a ese extremo aún. De todas formas, si se da ese caso de establecimientos próximos, nosotros somos claros con los franquiciados y les avisamos de que van a tener otro centro muy cerca. Por eso, muchos optan por abrir también en los nuevos complejos, porque es la mejor forma de no perder negocio. 

¿La apertura de centros comerciales explica el crecimiento de Cañas y Tapas en el último año? 
Esa es una de las razones, pero hay más. Hace 4 años entraron en Zena nuevos inversores y un equipo directivo que ahora funciona a pleno rendimiento. Al concepto de Cañas y Tapas, en particular, lo sometimos a un cambio en la oferta gastronómica para dotarla de mayor calidad, y mejoramos la rentabilidad del negocio. También hemos ampliado el equipo de comerciales.

Hay mucho movimiento en el mercado con compras y fusiones. 
En los últimos años varios fondos de capital riesgo se han fijado en la restauración porque es una actividad con una rentabilidad tremenda. Por otra parte, cuando un negocio ha alcanzado un nivel adecuado, el empresario se plantea o crecer en serio o vender, por lo que tiene que buscar inversores. Los grupos grandes siempre estamos al tanto de este tipo de oportunidades para adquirir un tamaño mayor, ya que eso conlleva fortalecer el poder de compra y aprovechar las economías de escala.

¿Qué aporta estar en un conglomerado como Zena? 
Zena acumula un saber hacer de 35 años en la restauración. Nuestra experiencia es muy completa porque contamos con la triple visión de franquiciados, franquiciadores y operadores independientes. El grupo es una organización fuerte al servicio del franquiciado, con multitud de departamentos que una empresa pequeña no puede permitirse. Una de nuestras bases es la formación, sobre todo la posterior a la apertura. Estamos obsesionados con esta parte del negocio, que resulta fundamental en una actividad con una rotación tan elevada.

Contacte con CAÑAS Y TAPAS

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.