Hablamos con Eduardo Moreno, Director de Franquicias de Crack

“Con la renovación semanal del producto, el cliente vuelve a la tienda".

Fecha: 12/01/2007

Hablamos con Eduardo Moreno, Director de Franquicias de Crack

¿Qué tendencias observa en el sector?
Hasta hace poco, había muchas tiendas que no habían definido su campo de actuación, pero ahora se aprecia una tendencia hacia la especialización. Nosotros nos hemos decantado por las áreas de menaje, regalo y textil del hogar.

¿Qué ventajas aporta la especialización?
El público busca la mayor variedad posible de lo que desea y al mejor precio, y eso sólo es posible con la especialización, que permite una fuerte capacidad de compra. En la actualidad es difícil conseguir ese poder porque los asiáticos –que es de donde procede la mayor parte del producto en este sector– han evolucionado y saben cómo presionar para ganar más. El público también ha madurado y ahora ya no se conforma con cualquier cosa, sino que busca una mayor calidad a un buen precio.

¿Hasta qué punto es importante el coste?
Se está notando una recesión en el comercio en general que repercute directamente en nuestro sector. Hay un menor poder adquisitivo debido al alto nivel de endeudamiento, y en consecuencia se reducen las compras por impulso. Sin embargo, a nosotros no nos afecta tanto.

¿Por qué?
Nuestros artículos funcionan muy bien por su buena relación calidad-precio. Además, hemos tomado algunas características propias de la moda que nos benefician, como el lanzamiento de colecciones por temporada y la elevada rotación en el interior del local. Gracias a nuestros precios, el cliente puede adaptar su hogar a las últimas tendencias sin acabar con un agujero en el bolsillo. Y, con la renovación semanal del 75 u 80% del producto, le acostumbramos a que nos visite.

¿Qué destaca de su competencia?
Hay algunas redes en Cataluña, el Levante y Madrid que lo hacen francamente bien. Cuentan con una imagen corporativa atractiva, gozan de gran capacidad de compra y están muy especializadas. Las tiendas pequeñas no pueden competir con las nuevas superficies comerciales o la entrada de las multinacionales, por lo que tendrán que asociarse a alguna cadena si quieren encontrar un hueco en el mercado.

¿Cómo ha evolucionado la central?
Nosotros llevamos 10 años en el sector. Al principio comprábamos artículos descatalogados y los vendíamos a terceros, pero después pasamos a comercializarlos nosotros mismos en tiendas pequeñas, de unos 30 metros cuadrados –ahora, nuestro mayor establecimiento ocupa 1.500 metros–. Finalmente a principios de 2006 reestructuramos la central para adoptar el sistema de franquicia.

Fuente: Nota de prensa

Contacte con CRACK

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.